sábado, 12 de noviembre de 2016

Día 5: El Calafate, caminando sobre el Perito Moreno (minitrekking)

Este era uno de esos días especiales en nuestra vida, y junto con la visita a las cataratas de Iguazú (que visitariamos unos días después) el principal motivo por el que nos decantarnos por este viaje, íbamos a conocer el glaciar Perito Moreno y no solo eso, íbamos a caminar sobre él.

Teníamos que estar a las 8:30 en las oficinas de Hielo y Aventura (H&A), así que antes, desayunamos en el hotel donde estábamos alojados (Hotel Punta norte).

El desayuno correcto, te ponían un planto con dos medias lunas y dos piezas de bollería para cada uno y luego tenías buffet de cafés, infusiones, mantequilla, mermelada, dulce de leche zumos y una cesta con fruta. Todo un acierto este hotel a pesar de algunas malas críticas que habíamos leído.


Tras el desayuno preparamos la mochila con el picnic o vianda (como allí lo llaman) necesario para la excursión, ya que allí en el perito moreno no existe la posibilidad de comprar comida ni bebida.

Con la mochila preparada partimos hacia las oficinas de Hielo y Aventura (H&A) en el número 935 de la Av. Libertador San Martín, a donde llegamos en menos de 10 minutos.
Hielo y Aventura (H&A)
935 de la Av. Libertador San Martín


Es la única empresa que ofrece la posibilidad de hacer excursiones sobre el glaciar perito moreno, al tener la exclusividad los precios son desorbitados, pero una vez que te cruzas medio mundo no se puede escatimar en eso. Para ver información y los precios actualizados:

http://www.hieloyaventura.com

Existen la posibilidad de ver el glaciar Perito Moreno desde unas pasarelas o miradores panorámicos, también hay una excursión complementaria llamada safari náutico que navegas hasta cerca del glaciar, pero si quieres caminar sobre el glaciar tienes que contratar la excursión llamada "Minitrekking Perito Moreno", en alguna ocasión existe otra excursión llamada "big ice", en la que caminas más tiempo sobre el glaciar, que lógicamente es más cara y requiere una cierta forma física.
Contratación minitrekking Perito Moreno
Nosotros elegimos la opción "Minitrekking Perito Moreno" y como ya comentamos el precio es alto, AR$ 1620 – (unos 95 € en nov. de 2016) A esto hay que sumarle el transporte ida y vuelta 480 AR$ (~26€) por unos 80 km de trayecto.

Como siempre recordar que los precios en AR$ suben como la espuma de un año a otro, así que conviene revisar el precio cada temporada, aunque haciendo la conversión a euros suele quedar un precio similar, pues el peso argentino (AR$) se suele devaluar frente al euro (€)



Aunque lo recomendable es tener tu coche de alquiler, pero los precios son muy altos, siendo 4 personas si merece la pena.

Por si aún fuese poco el precio del minitrekking y el transporte,  hay que sumarle la Tarifa de Acceso al Parque Nacional Los Glaciares que por aquel entonces era de AR$ 330,00 (~19,46 € ) que además solo te da derecho a entrar  un día, si vuelves al dia siguiente has de volver a pagar.

Nosotros nos inscribimos a la excursión por mail (online@hieloyaventura.com) y además como en Argentina es tan caro sacar dinero, quisimos hacer el pago desde España para no tener que llevar tantísimo efectivo. El método de pago es bastante rudimentario y poco fiable, ya que tienes que rellenar en un impreso los datos de tu tarjeta de crédito, con la fecha de caducidad y el código de seguridad y ellos te hacen el cobro. Pero bueno, por los comentarios de la gente vimos que no hay problemas y procedimos a hacerlo así. Nos cobraron los 4200 AR$ por las dos excursiones con traslado.

En las oficinas de Hielo & aventura comprobamos que nuestra reserva estaba correctamente y solo tuvimos que esperar a que partiese el autobús hacia el glaciar.


Nuestro hotel no tenía parada del autobús para esta excursión, pero lo preferimos así, pues de esta manera pudimos comprobar que todo era correcto en las oficinas y te ahorras las dudas de que aparezca o no el autobús, y no está uno como para perder esa excursión tan cara y solicitada. Al día siguiente para la excursión Ríos de Hielo, si nos recogieron en el hotel pero con bastante retraso y pensamos que se habían olvidado de nosotros.
Traslado al Perito Moreno
Nos subimos al autobús y fue recogiendo a gente por los hoteles, en la última parada se sube un tipo con una camiseta del sporting… yo que iba ataviado con una sudadera del Oviedo y cuando le veo pasar pongo las manos sobre la cabeza en plan de broma, jajajaja. Era un asturiano que vivía en Tenerife y estaba de vacaciones.

Teníamos 80 km hasta el glaciar, pero solo estaba cubierto el trayecto, no había ni explicaciones ni nada, por este motivo creemos que es mucho mejor hacer los trayectos en coche de alquiler, una pena que sea tan caro, pero si vais 3 o 4 ya merece mucho la pena. Además luego te puedes quedar el tiempo que quieras sobre las pasarelas panorámicas desde las que se ve el glaciar.

Un poco antes de llegar hicimos una parada para pagar la tarifa de Acceso al Parque Nacional Los Glaciares que como ya comentamos, por aquel entonces era de AR$ 330,00 (~19,46 €).


Continuamos ruta y tras una curva tuvimos el primer contacto visual con el majestuoso Glaciar Perito Moreno, fue un momento increíble, tanto que la gente comenzó a aplaudir espontáneamente.

Salvando las distancias, me recordó a una ocasión, en el cine tras finalizar una película, el público comenzó a aplaudir, curiosamente la película era argentina también, El secreto de sus ojos.

Tras unas cuantas curvas más llegamos a un pequeño embarcadero llamado “Bajo de las Sombras

Allí nos bajamos del autobús y nos preparamos para subir a una embarcación.

Navegación para cruzar el Lago Rico frente a la cara sur del Perito Moreno
Nos pusimos a la fila y enseguida montamos en el barco. Conviene elegir la parte derecha para tener las mejores vistas del glaciar.


El barco comienza a navegar durante unos 20 minutos para cruzar el Lago Rico, el barco se acerca a unos 250 metros de la pared sur del glaciar. Como hay rupturas de hielo acercarse más podría ser peligroso.


Según nos íbamos acercando se hacía más espectacular ver como el glaciar se eleva 50 o 60 metros sobre el nivel del agua. Estos momentos son por los que merece tanto la pena viajar, jamás lo olvidaremos.



El glaciar es precioso con esa mezcla de blanco y azul.


Lo bueno del minitrekking es que incluye este trayecto en barco que se corresponde mas o menos con la excursión del safari náutico.

Fueron 20 minutos maravillosos hasta que llegamos al otro lado del Lago Rico, allí desembarcamos y seguíamos con unas maravillosas vistas del lado sur del glaciar.


Subimos unos metros hasta el refugio donde debíamos dejar las mochilas con la comida, que como ya comentamos ahí no teníamos la posibilidad de comprar.

Nos separaron en grupos de unas 20 personas y nos avisaron de la importancia de llevar guantes pues si te caes sobre el hielo te puede producir un buen corte. Aunque para los despistados les dieron guantes allí. También conviene llevar unas botas de montaña impermeables, en El Calafate había tiendas de alquiler de botas y ropa de montaña, pero nosotros ya íbamos equipados desde España y le dimos bastante uso ya en Tierra del fuego.


Caminamos unos 400 metros por unas pasarelas de madera acercándonos más al Glaciar, hicimos una parada en una especie de playa donde nos hicieron una explicación explicación acerca de la flora, fauna y glaciología general de la región.También de la excursión en si.

Fueron muy "estrictos" con el tema de la edad y los problemas de corazón, algo que a posteriori nos pareció bastante exagerado, la caminata sobre el glaciar no requiere excesivo esfuerzo y entendemos que no deberían limitarlo a 65 años.

Continuamos caminando un poquito ya hasta los pies del Glaciar, buahhh cada vez era más impresionante, veíamos grupos de gente que parecían hormigas caminado en la inmensidad del glaciar.


Allí había un pequeño refugio de madera donde nos colocaron los crampones atados a las botas. Como eramos unos cuantos llevó un rato ponérnoslo a todos.


Cuando terminamos ya comenzamos a caminar hasta subirnos al glaciar.
Caminando sobre el Glaciar
Allí, nos dieron instrucciones de como caminar con ellos, nosotros no los habíamos usado nunca pero es sencillo.

Y comenzamos a ascender por el hielo, ya desde el principio fue algo espectacular, comenzamos subiendo por una especie de camino encajado por ambos lados de hielo azul.



Nos encantaba la sensación de caminar sobre el hielo, con el ruido característico al pisar con los crampones.

Según nos adrentábamos en el glaciar íbamos viendo diversas formaciones de hielo como: grietas, seracs, sumideros, pequeñas lagunas, etc. Todo espectacular.


Los guías iban preparando el camino para facilitar el ascenso, incluso haciendo peldaños sobre el hielo en algunas zonas.




Cada poco hacían paradas para que pudiésemos hacer fotos y disfrutar del paisaje.





Es difícil escribir y describir todo lo que vimos y sentimos, es mejor ver las fotos y recordarlo para siempre.




La caminata dura en torno a 1h 30min aunque creo que nosotros estuvimos más, al menos no se nos hizo corto.


Cuando estábamos finalizando el recorrido nos sorprendieron con una invitación. Whisky con el hielo más puro del mundo, el hielo del glaciar. Allí pudimos brindar y celebrar una experiencia única. También nos dieron unos bombones de chocolate muy ricos.


Tras la pausa para brindar aún nos quedaba un trayecto para ir saliendo del glaciar. Por el camino hicimos una parada para ver un agujero muy profundo en el hielo.

video

Ahora si ya se había acabado una de las experiencias de nuestra vida. Volvimos sobre nuestros pasos hacia el refugio donde habíamos dejado la comida. Por el camino seguíamos teniendo unas bonitas vistas del glaciar.
Comida con las mejores vistas y vuelta en barco
Enseguida llegamos al refugio para recoger nuestra mochila y comer. Había unas mesas de madera con unas preciosas vistas al glaciar.

Aunque la comida no era muy elaborada, unos bocadillos de jamón con tomate, el emplazamiento era inmejorable.


Y para mejorar aún el momento, mientras comíamos, cada poco había pequeñas rupturas del glaciar, precedidas de un crujido o chasquido del hielo. ¡¡¡ESPECTACULAR!!!


Por suerte pudimos ver unas cuantas rupturas desde esta zona porque luego desde las pasarelas no conseguimos ver ninguna.



Tuvimos tiempo suficiente para comer y disfrutar tranquilamente un rato desde esa zona, hasta que llegó un barco que nos devolvió al puerto "bajo las sombras".

Otra vez pudimos disfrutar del trayecto que cruzaba el lago rico, uno nunca se cansa de ver el glaciar.


Desde el puerto nos recogería un autobús para hacer ya la última actividad del día, 1 hora de vistas del glaciar desde las pasarelas o miradores.
Pasarelas panorámicas del glaciar Perito moreno
En pocos minutos nos dejo en las pasarelas que están divididas en varios sectores, el central, el inferior, y el de la costa. El inferior se corresponde con el lado sur que ya habíamos visto desde el barco, así que nos decantamos por los otros dos al solo tener 1 hora.

Este es uno de los motivos por lo que es mejor hacer el traslado por tu cuenta alquilando un coche (para estar todo el tiempo que quieras) que contratando el transporte con la empresa hielo y aventura. Lo que pasa que para 2 personas solo sale muy caro el alquiler de coche en El Calafate.

De nada servía lamentarse, así que accedimos a las pasarela central y las vistas son espectaculares, al principio tienes una visión mas panorámica desde lo alto y ves la inmensidad del glaciar.



Luego vas bajando hasta muy cerca del frente del glaciar donde lo ves más cerca, aunque con menos perspectiva.





Mola mucho cualquier mirador. Después de un buen rato por las pasarelas centrales fuimos hacia la pasarela de la costa, que es el lado opuesto al que habíamos visto desde el barco.





Uno no se cansa de ver el glaciar, de mirar a un lado, al otro, al horizonte...



Pero poco a poco se nos iba echando el tiempo encima, volvimos a la pasarela central, intentando aprovechar el tiempo hasta el final.


No queríamos irnos nunca de ahí y alargamos al máximo el tiempo.

De hecho llegamos los últimos al autobús, pero sin forzar demasiado, porque si nos quedábamos en tierra podría salir muy cara la jugada.

Así pues partimos de nuevo camino de El Calafate, intentando en cada curva volver a tener otra imagen del glaciar que guardar en la retina.

Los guías le dieron cierta emoción al viaje hablándonos de un pub llamado "La Zorra" que tenía happy hour de 6 a 7 de la tarde.

La llegada estaba prevista para las 6, incluso llegamos un poco antes.
Gestiones para excursión "Ríos de hielo express"
Aún teníamos que hacer una gestión, ir a contratar el transporte del día siguiente para la excursión "Ríos de hielo express".

La excursión consiste en una navegación de 5 horas por el Brazo Norte del Lago Argentino, visitando los glaciares más importantes de la zona. Durante el recorrido se observan los Glaciares Upsala, Spegazzini, Seco Heim y Pineta, como así grandes témpanos que se desprenden del frente del glaciar Upsala.

La embarcación parte desde el Puerto de Punta Bandera, a 50 km de El Calafate.

La empresa que realiza la navegación es SoloPatagonia. También teníamos que recoger los tickets de la excursión, que aunque estaba pagada, solo los daban presencialmente.


La excursión ya la habíamos pagado, tras intercambiar algún email con la empresa, rellenamos el formulario para contratar la excursión en la web http://solopatagonia.com

Tras hacer el registro nos enviaron un mail de "mercado pago" que es una plataforma para el pago online, con un enlace para proceder al pago. Este proceso es más sencillo y seguro que el del pago del minitrekking.


Tras el pago recibimos un voucher con la confirmación del pago, pero que debería canjearse por el boleto de embarque el día antes de la excursión en la oficina (Av. del Libertador Gral. San Martín 867). El precio también altísimo, 1650 AR$ (~ 95€) por persona. Ya lo comentaremos en la proxima entrada, la excursión estuvo bien pero mucho mas prescindible que la del minitrekking.

Por otro lado el transporte de la excursión es operado por una empresa ajena a Solo Patagonia, no hacen reservas online pero la empresa tiene disponibilidad asegurada. También hay contratarlo en la oficina el día previo a la negación en el horario de atención, de 09:00 a 12:30 hs y de 16:00 a 20:00 hs.

Así pues ya en la oficina de solo patagonia, Av. del Libertador Gral. San Martín 867, muy cercana a donde nos dejó el autobús, recogimos los tickets de la navegación entregando el voucher del pago online. Y contratamos el transporte en otro mostrador, por 300 AR$ (~17 €) por persona.
Happy hour en cervecería "la zorra"
Con todo atado ya para el día siguiente, ya podíamos ir a tomarnos unas cervezas al happy hour de "la zorra" que estaba también allí enfrente.

Entremos en el local, todo de madera muy bonito, hay que pedir en la barra, el descuento que hay de 6 a 7 es que las pintas a precio de media pinta. Tienen 10 tipos de cervezas artesanales. Escogimos 2 un poco al azar, por 50 AR$ (~3€) cada pinta, que para el precio de la cerveza en Argentina estaba muy bien.



Allí disfrutamos un agradable rato tomando las cervezas mientras recordábamos la maravillosa experiencia que habíamos vivido en el Perito moreno. Aun teníamos muy presente la sensación de caminar sobre el hielo con los crampones.
Un pequeño descanso en el hotel antes de la cena
Tras esto fuimos hasta el hotel para descansar un poco y cambiarnos para salir a cenar. Antes de llegar compramos unas "viandas" en una tiendecita para la excursión del día siguiente.

Después del paso por le hotel, ya casi había llegado la hora de cenar, teníamos apuntados algunos restaurantes, pero habíamos visto un buffet de parrilladas y queríamos pasar a echarle un ojo, en principio teníamos pensado cenar alli, pero decidimos caminar un poco mas y explorar otras posibilidades. Seguimos caminando y viendo restaurantes y en una calle que no era de las principales vimos un pequeño restaurante llamado El braserito, lleno hasta los topes, había mucha gente cenando parrilla y en la puerta había unas ofertas realmente apetecibles y económicas.

Continuamos explorando más posibilidades pero al final decidimos volver a El Braserito a ver si había sitio libre para cenar.
Restaurante "El Braserito"
Calle Gdor. Gregores, 1035

Entramos a preguntar y nos dijeron que si, aunque tuvimos que esperar unos 5 minutos, habíamos visto que mucha gente estaba tomando la parrillada sobre un brasero (de ahí el nombre del bar), así que decidimos pedir la parrillada que además era una de las ofertas que habíamos visto en una pizarra en la entrada.


La parrillada venia acompañada de patatas fritas. Para beber nos pedimos una jarra de vino tinto.

No tardaron demasiado en ponernos el brasero con la carne, lo que la mantenía caliente como debe ser pues la carne pierde mucho fría. Fue nuestro primer contacto con la famosa parrillada argentina compuesta por distintos cortes de carnes, una especie de chorizos criollos (como les llamamos en España). De todo lo que había lo único que no nos gustó fueron los chincuelines, no sabíamos muy bien lo que era, pero nos parecían sesos o algo así y no nos atraía mucho. Aunque luego leímos que es el intestino delgado del ganado vacuno. Pero todo lo demás muy bueno.


El restaurante estaba lleno de gente local, y además mucha gente encargaba comida y la iba a recoger, lo que es un indicativo de que esa un buen sitio.

Al final la cuenta nos salió por 450 AR$, (~25€) buen precio para lo que habíamos visto hasta ese momento en Argentina. Habría que volver a probar el maravilloso Bifé.

Tras la cena decidimos dar un paseo para ver si encontrábamos algún local con ambiente para tomar una copa o cerveza, pero a pesar de ser sábado, no se veía mucho movimiento. Para la carne Argentina, pero para la fiesta España xD.

Así que nos volvimos al hotel, pues a pesar de que teníamos ganas de algo de fiesta tampoco nos venia mal dormir para estar descansados para la excursión del día siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Portada


Puente del Pilar en Amsterdam

Malasia, Singapur y Tailandia